10 recomendaciones prácticas sobre cómo realizar un interrogatorio.

Manolo RecioActualidad0 Comments

interrogatorio

Existen ciertos errores al interrogar a un testigo que pueden hacerte perder el juicio. Muchos interrogatorios no son lo satisfactorios que se esperaban por no saber finalizarlo en el momento adecuado. En muchas ocasiones al insistir al interrogado, éste puede rectificar, dudar, titubear, restar credibilidad a lo que ya ha manifestado e incluso equivocarse. Lo apropiado es no seguir preguntando si el testigo ya ha contestado lo que se pretendía.

Otro punto importante, radica en la memoria del propio interrogador, es decir, este debe tener organizada en su mente la multitud de datos y de información que se haya obtenido de cualquier declaración previa que efectuara el testigo, el testimonio que otros testigos relacionados con el asunto, así como de todos los documentos relativos y otros tipos de evidencia.

Por otro lado, destacar que las manos deben de estar libres la mayor parte del tiempo y la vista del interrogador fijada hacia el testigo. Si es necesario consultar constantemente notas u otros materiales escritos, podría sacrificar una parte esencial como es la capacidad de reacción inmediata que suceda durante el interrogatorio.

Cabe mencionar la necesidad de elegir correctamente la modalidad o técnica de interrogatorio más adecuada. Por un lado podemos utilizar la técnica del relato, es decir, preguntas abiertas, con las que se da a testigo para que relate diga todo lo que sabe sobre un hecho determinado. O por otro lado la técnica responsiva o de interrogatorio en sentido estricto, hablamos de preguntas cerradas, de respuesta sí-no más algo concreto.

Por último, debemos de tener en cuenta que si al finalizar los letrados el interrogatorio comienza el juez a interrogar es que algún abogado de las partes ha fallado en su tarea como profesional.

A continuación, podréis encontrar diez útiles consejos para conseguir que nuestro interrogatorio sea de diez.

Más información

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *